Somos los encargados de los bienes del Estado